cona_r9_c3_s1

17/09/2010

Llegó al Congreso el proyecto para que trabajadores participen en ganancias

Gobierno, sindicatos y empresas definirán el alcance de la norma

Llegó al Congreso el proyecto para que trabajadores participen en ganancias

Héctor Recalde terminó el proyecto a última hora y lo mandó al Congreso. El monto que perciban los trabajadores no pagará impuestos. La incorporación de empresas que deben pagar será progresiva.

Por Ana Vainman

A última hora de ayer el diputado Héctor Recalde terminó de escribir el proyecto de ley para que los trabajadores participen en las ganancias empresariales y lo mandó al Congreso. Y se develó el misterio: las empresas deberán repartir el 10% de sus ganancias netas con sus empleados.

El borrador –que fue aprobado por el consejo directivo de la CGT y que recibió el apoyo del Gobierno– establece que el porcentaje de participación en las utilidades se fijará en el 10% de las ganancias netas anuales. Y éstas se definen como las obtenidas en cada ejercicio anual tras restarle al rédito bruto los gastos.

Además, se aclara que “serán deducibles las reinversiones de utilidades hasta un máximo del 50 por ciento”.

Para llegar a todas estas cifras, los empleadores deberán presentar ante los trabajadores (o sus representantes sindicales) los balances e información de recursos humanos.

Según la letra del documento, el monto anual que recibirán los trabajadores en concepto de participación en las ganancias empresariales no sustituye al salario ni se computará para el pago de cargas sociales, indemnizaciones ni aportes.

Asimismo, el régimen no será acumulable con los regímenes de participación provenientes de convenios colectivos o acuerdos de empresa, pero se mantendrán en tanto resulten más favorables que el creado por el actual proyecto.

El borrador además establece la creación de un consejo nacional de participación laboral en las ganancias, que será la autoridad de aplicación –integrado por doce miembros representantes del Poder Ejecutivo, de los trabajadores y de los empleadores– y que tendrá, entre otras funciones, la de establecer un piso mínimo sobre el cual las empresas deberán repartir sus ganancias.

Se considerará a todas las empresas con fines de lucro, a excepción de aquellas que sean nuevas y durante los dos primeros años de funcionamiento; las empresas cuya actividad principal gire en torno de la fabricación de un nuevo bien o servicio, durante los primeros cuatro años; “las empresas cuya ganancia anual no supere el mínimo que determine el Consejo Nacional de Participación Laboral en las Ganancias”; las fundaciones sin fines de lucro y las cooperativas.

En el cuerpo de la norma se considera que entrará en vigencia “en etapas”, y que serán las siguientes: 1º) a partir del año fiscal siguiente a la promulgación a aquellos empleadores cuya ganancia anual exceda el monto mínimo que para el período fije el consejo nacional; 2º) a partir del segundo año fiscal, las obligaciones serán también aplicables a los empleadores que tengan más de 100 trabajadores y a aquellos cuya ganancia anual exceda el monto mínimo que para el período fije el consejo nacional y 3º) a partir del tercer año fiscal las obligaciones comprenderán a todos los empleadores con las excepciones mencionadas anteriormente.

Una vez determinada la cantidad total que cada empresa distribuirá entre sus trabajadores, su importe se dividirá y un 5% se destinará al Fondo Solidario, que servirá para abonar una compensación económica a los trabajadores no registrados beneficiados por la Asignación Universal por Hijo y que deberán cumplir con una serie de requisitos.

El 95% restante se dividirá en dos. La mitad se distribuirá entre todos los trabajadores en proporción al número de días trabajados por cada uno de ellos en el año. La otra se distribuirá en proporción a lo que cada trabajador gana. (Ver infografía. )

Las cantidades recibidas por los trabajadores por este concepto estarán eximidas del pago de cualquier tipo de impuesto.

Por otra parte, el derecho a participar de las ganancias no se aplicará en los casos de cargos jerárquicos cuya remuneración anual sea superior a cinco veces el salario promedio y los trabajadores contratados por medio de empresas de servicios eventuales autorizadas.

Se indica que el empleador tendrá la obligación de informar a los trabajadores sobre las ganancias, días trabajados y remuneraciones devengadas por cada empleado. Los gremios podrán fiscalizar y pedir información complementaria y las empresas no podrán negarse.

  • REGISTRARME AL NEWSLETTER
  • ENVIAR
  • Completa el formulario y te
    responderemos a la brevedad.

    Empresa
    Candidato

    OFICINA CENTRAL

    Vuelta de Obligado 1878
    Piso 11 “B” y "D"
    C.P.: C1428ADB - CABA
    11.4781.1910 VER SUCURSALES info@cona.com.ar

    SEGUINOS

    NUESTRAS UNIDADES DE NEGOCIO

    cona_r3_c2_s1

    © 2015
    Todos los derechos reservados